Economía Solidaria

Hace unos días le pregunté a mi sobrina de 5 años: “Isabela, ¿quieres un chocolate ahorita o dentro de una semana?” Como era de esperarse, me dijo que quería el chocolate en ese momento, pues normalmente preferimos el consumo presente al consumo futuro. Entonces le pregunté: “¿Quieres un chocolate ahorita o dentro de una semana te doy una caja de chocolates y dos gansitos?” Entonces mi sobrina dudó y me dijo: “Está bien, me espero y la próxima semana me das todo lo que prometiste”. Estuvo dispuesta a retrasar su consumo porque iba a recibir un premio.

Lo mismo sucede con el dinero: para que esté dispuesta a no usarlo hoy, depositarlo en un banco y utilizarlo dentro de un tiempo, me tienen que dar un premio: los intereses. Al porcentaje que me darán se le llama tasa de interés pasiva. Así, si hoy tengo $100, estoy dispuesta a no gastarlos y depositarlos en un banco porque sé que a fin de mes me van a dar $110.  Entre mayor sea el premio, mayor será el dinero que voy a querer depositar, por ejemplo, si el banco me dice que por cada $100 pesos que deposite me va a dar $30 al mes, entonces procuraré quedarme con la mínima cantidad de dinero para llevarlo todo al banco y a fin de mes tener grandes ganancias. De esta manera, a mayores intereses, habrá más depósitos, menos dinero en las manos de los consumidores, menos demanda y, como se explicó en el primer artículo, menores precios.

Ahora imaginemos el caso contrario: yo quiero que el banco me preste dinero para construir un cuartito en mi casa y firmo un contrato para pagarle la deuda dentro de un mes. Como el banco tiene que pagar intereses a las personas que hicieron depósitos, me va a cobrar por el préstamo una tasa de interés activa, que le servirá para pagar a quienes hicieron el depósito y para quedarse con una ganancia. Veamos un ejemplo: en el caso anterior, el banco le pagaba $10 (esta es la tasa de interés pasiva) a la persona que había depositado $100. Ahora, yo le pido prestado esos $100 y me va a cobrar $15 de intereses (la tasa de interés activa). Cuando se termina el mes, yo pago $115, el banco le da a la persona que depositó $110 y se queda con $5 como ganancia. Lo que va a suceder es que, entre mayor sea la tasa de interés, menos dinero voy a pedir prestado, no voy a comprar tantos materiales de construcción, va a haber menos demanda y los precios serán menores.

Ahora profundicemos en una institución que es muy importante en nuestro país: el Banco de México, que no es un banco comercial como Banamex o Bancomer, sino el banco central. Su misión no es tener cuentas bancarias ni hacer préstamos a la gente,  sino que sólo le puede prestar dinero a los bancos comerciales, como Banamex o Bancomer. Además, es el encargado de imprimir los billetes y las monedas de todo el país a través de la Fábrica de billetes y la Casa de la Moneda. Busca que circulen suficientes billetes y monedas y a la vez, está encargado de que no haya inflación en el país. En todo esto, es autónomo, es decir, ninguna autoridad- ni siquiera el presidente- puede darle instrucciones sobre lo que debe hacer.

Como una de sus funciones principales es la de controlar la inflación, es decir, el aumento en los precios, una manera como lo hace es afectando las tasas de interés. El Banco de México puede definir cuál será la tasa de interés interbancaria, que es la que cobra un banco comercial- como Banorte- por presarle a otro banco comercial- como HSBC. El efecto de un aumento en la tasa de interés interbancaria llevará a que los bancos comerciales suban los intereses a sus clientes. Por eso, si el Banco de México anuncia un aumento en las tasas de interés, podremos esperar que más gente deposite su dinero, demande menos bienes y servicios y bajen los precios. También, que menos gente pide préstamos, baje la demanda y bajen los precios.

Spanish Catalan Dutch English French Haitian Creole Italian Portuguese

Donativos

 Pulsa en el siguiente botón para ingresar tu donativo desde nuestra cuenta en PayPal

 

Cuidado de la Casa Común

Visita nuestra Biblioteca Digital

 

Documentos

Expedientes

Contáctanos



Tenayuca 350,
Col. Sta. Cruz Atoyac

Del. Benito Juárez,
C. P. 03310. México, D. F.

Teléfonos:
(55) 5688-6336

Localízanos