Economía Solidaria
En una conferencia sobre la situación económica mundial en el Instituto Tecnológico Autónomo de México, varios especialistas mexicanos en economía, dijeron “Como en casi todos los periódicos han publicado, la crisis que estamos enfrentando en el 2009 ha sido la de mayor rapidez de transmisión, dado que vivimos en un mundo globalizado”.

Analicemos por partes esta afirmación. Primero, vayamos a la historia: en el año de 1929,  Estados Unidos enfrentó una gran crisis, que se recuerda especialmente porque mucha gente perdió su empleo, cayó considerablemente la Bolsa de Valores, se vino abajo la industria de la construcción y  hubo una disminución considerable en el ingreso de las personas; a esta época tan difícil se la llamó la “Gran Depresión”. Aunque la crisis fue muy fuerte, tardó un tiempo en impactar a los demás países, es decir, la velocidad con la que se propagó- llamada la velocidad de transmisión- no fue alta.

Ahora, la crisis de Estados Unidos ha afectado muy rápido a muchos países, se podría incluso decir que al mundo entero. Lo que ha cambiado entre 1929 y ahora, es que actualmente vivimos en un mundo globalizado.

Un autor llamado McLuhan dice que vivimos en una aldea global, ya que el mundo entero se ha convertido en un mismo lugar, esto es, se ha contraído en un solo pueblo o aldea, donde todos nos podemos comunicar muy rápido, especialmente por la existencia del internet.

Nuestros abuelos nunca se hubieran imaginado  que estando en un pueblito en medio de la Sierra de Guerrero, podrían estar conversando o jugando ajedrez en cuestión de segundos, con una persona en Indonesia. También es increíble poder ver en la televisión o por internet un partido de futbol que en ese mismo momento se está jugando al otro lado del mundo, pues hace algunos años hubiéramos tenido que esperar para leer las noticias del siguiente día y conocer el marcador finar.  

Ahora el mundo está más conectado que nunca y esto lo vemos muy claro en la comunicación, pero también ha impactado otros ámbitos, como la economía.   Ahora, todo está vinculado, por ejemplo, si un inversionista tiene su dinero en México y de pronto la Bolsa Mexicana de Valores cae, en ese momento puede vender sus acciones y en ese mismo momento comprar otras en Inglaterra. Con sólo una llamada telefónica y a través del internet, esto se puede hacer en cuestión de segundos.

Otro ejemplo claro, es que los dueños de las fábricas ahora pueden buscar con mayor facilidad en qué país producir sus bienes. Por ejemplo, es muy común comprar en México una camisa hecha en Costa Rica o en Vietnam. Esto sucede porque ahí los salarios son más bajos y, como estamos tan conectados, no es complejo producir en ese lugar donde los empleados cobran menos y tienen situaciones de trabajo indignas, para luego vender esos productos muy caros en otros países y así, los dueños pueden obtener mayores ganancias.

El fenómeno de globalización lo vemos muy claro en la tecnología: hace cientos de años, un descubrimiento tardaba años en llegar a otros países;  ahora, si se inventa una computadora nueva en un lugar del mundo, al día siguiente ya estará en venta al otro lado del planeta.

También esto ha impactado la cultura. Si ahora se pone de moda un tipo de teléfono en Europa, es probable que muy pronto esté a la venta y de moda en Japón. Esto ha ido sucediendo también con la comida, pues encontramos que se venden “hot dogs” y “pizzas” en los pequeños poblados de nuestro país, cuando antes sólo había gorditas o tacos.

Es claro que estamos cada vez más conectados, que las barreras entre países han ido cayendo y que la información corre a mayor velocidad. Es por esto que una crisis en un país como Estados Unidos, ha impactado tan pronto al resto del mundo.

Ojalá también la esperanza y la solidaridad, se vayan globalizando y teniendo una alta velocidad de transmisión.

Marigela Orvañanos rscj
Spanish Catalan Dutch English French Haitian Creole Italian Portuguese

Donativos

 Pulsa en el siguiente botón para ingresar tu donativo desde nuestra cuenta en PayPal

 

Cuidado de la Casa Común

Visita nuestra Biblioteca Digital

 

Documentos

Expedientes

Contáctanos



Tenayuca 350,
Col. Sta. Cruz Atoyac

Del. Benito Juárez,
C. P. 03310. México, D. F.

Teléfonos:
(55) 5688-6336

Localízanos